Conócenos

Restaurante Mar de Llanes


Estamos en la Calle del Águila entre la Catedral y Gascona, en el centro de la preciosa ciudad de Oviedo.

Apasionados de las cosas sencillas de la vida, tratamos de trasladártelo en cuanto cruzas la puerta de Mar de Llanes.

El ambiente, los platos y el trato que recibirás por parte de todo nuestro equipo se centra en ese concepto: queremos que cuando comas en nuestro restaurante disfrutes de una velada tranquila, del sabor que te ofrecen los pescados de la lonja de Llanes elaborados con cariño, de un buen rato y que hagas disfrutar a tu paladar de un momento único.
Restaurante Mar de Llanes


Estamos en la Calle del Águila entre la Catedral y Gascona, en el centro de la preciosa ciudad de Oviedo.

Apasionados de las cosas sencillas de la vida, tratamos de trasladártelo en cuanto cruzas la puerta de Mar de Llanes.

El ambiente, los platos y el trato que recibirás por parte de todo nuestro equipo se centra en ese concepto: queremos que cuando comas en nuestro restaurante disfrutes de una velada tranquila, del sabor que te ofrecen los pescados de la lonja de Llanes elaborados con cariño, de un buen rato y que hagas disfrutar a tu paladar de un momento único.
 
Tristán Armas


Aunque joven, tiene una dilatada experiencia en el mundo de la cocina. Trabajó durante años en un emblemático restaurante en LLanes con más de 130 años de antigüedad. Como es todo sentimiento, su proyecto en Oviedo no podía ser menos y trató de trasladar su ciudad natal a la capital, así surgió Mar de LLanes en noviembre de 2014.

Otra de sus pasiones es el vino: aprovecha sus vacaciones para viajar y conocer pequeñas bodegas y las historias que las respaldan. Historias que luego rellenan los estantes de su restaurante. Porque todo lo que hace Tristán tiene un motivo y lo descubrirás cuando cruces las puertas de su establecimiento.

Pero este chico cercano e inquieto no pone límites a su creatividad, así que cuando puede, coge la guitarra y se escapa con Paula Rojo de gira.
Tristán Armas


Aunque joven, tiene una dilatada experiencia en el mundo de la cocina. Trabajó durante años en un emblemático restaurante en LLanes con más de 130 años de antigüedad. Como es todo sentimiento, su proyecto en Oviedo no podía ser menos y trató de trasladar su ciudad natal a la capital, así surgió Mar de Llanes en noviembre de 2014.

Otra de sus pasiones es el vino: aprovecha sus vacaciones para viajar y conocer pequeñas bodegas y las historias que las respaldan. Historias que luego rellenan los estantes de su restaurante. Porque todo lo que hace Tristán tiene un motivo y lo descubrirás cuando cruces las puertas de su establecimiento.

Pero este chico cercano e inquieto no pone límites a su creatividad, así que cuando puede, coge la guitarra y se escapa con Paula Rojo de gira.